Search
Close this search box.

¿Cómo solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo?

solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo

En este artículo te vamos a explicar cómo solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo, tanto si se trata de problemas comunes como si son más específicos. Además, te daremos algunos consejos para prevenir estos problemas y alargar la vida útil de este sistema. ¡Sigue leyendo y aprende a cuidar tu vehículo!

Si tienes un vehículo con sistema de control de velocidad, es posible que alguna vez te hayas encontrado con algún problema que afecte a su funcionamiento. El sistema de control de velocidad es un dispositivo que permite mantener una velocidad constante sin tener que pisar el acelerador, lo que supone una mayor comodidad y seguridad al conducir. Sin embargo, como cualquier otro componente del vehículo, puede sufrir averías o fallos que impidan su correcta utilización.

¿Qué problemas puede tener el sistema de control de velocidad? 

El sistema de control de velocidad puede presentar diferentes tipos de problemas, según la causa que los origine y el síntoma que manifiesten. Algunos de los problemas más habituales son:

El sistema no se activa o se desactiva solo

Esto puede deberse a un mal contacto en el interruptor del sistema, a un fusible quemado, a un cable roto o desconectado, a un sensor defectuoso o a una mala calibración del sistema.

que es el limitador de velocidad y como funciona 641x408 1

El sistema no mantiene la velocidad programada

Esto puede ocurrir por una fuga de vacío en el servomotor, por una válvula defectuosa, por una obstrucción en el tubo de vacío, por una correa floja o desgastada o por un problema en el acelerador electrónico.

El sistema acelera o frena bruscamente

Esto puede ser causado por una interferencia electromagnética, por una señal errónea del sensor de velocidad, por una mala conexión eléctrica o por un fallo en el módulo electrónico del sistema.

Leer   ¿Cómo solucionar problemas con los amortiguadores traseros de un vehículo?

¿Cómo solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo?

La forma de solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo dependerá del tipo y la gravedad del problema. En algunos casos, se puede resolver con una simple revisión o ajuste del sistema, mientras que en otros se requerirá la sustitución de alguna pieza o componente. Lo más recomendable es acudir a un taller especializado para que realicen un diagnóstico preciso y profesional del problema y lo reparen adecuadamente.

No obstante, hay algunas acciones que puedes realizar tú mismo para intentar solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo, siempre que tengas los conocimientos y las herramientas necesarias. Estas son algunas de ellas:

Comprobar el estado y la conexión del interruptor del sistema

Si el interruptor está sucio, dañado o mal conectado, puede impedir que el sistema se active o se desactive correctamente. Para ello, puedes limpiarlo con un paño húmedo, revisar su cableado y asegurarte de que hace buen contacto.

Comprobar el estado y la ubicación del fusible del sistema

Si el fusible está quemado o mal colocado, puede cortar el suministro eléctrico al sistema y provocar su fallo. Para ello, puedes localizarlo en la caja de fusibles del vehículo, identificarlo con el manual del usuario y reemplazarlo por uno nuevo si es necesario.

control crucero

Comprobar el estado y la tensión de la correa del servomotor

Si la correa está floja, desgastada o rota, puede afectar al funcionamiento del servomotor y al mantenimiento de la velocidad programada. Para ello, puedes acceder al compartimento del motor, localizar la correa y ajustarla o cambiarla si es necesario.

Leer   ¿Cómo solucionar problemas con los neumáticos de un vehículo?

Comprobar el estado y la limpieza del tubo y la válvula de vacío

Si el tubo o la válvula están obstruidos, agrietados o desconectados, pueden provocar una fuga de vacío que impida al servomotor actuar sobre el acelerador. Para ello, puedes seguir el recorrido del tubo desde el servomotor hasta el colector de admisión, verificar su estado y limpiarlo o reemplazarlo si es necesario.

Comprobar el estado y la calibración del sensor de velocidad

Si el sensor está sucio, dañado o mal calibrado, puede enviar una señal errónea al módulo electrónico del sistema y causar una aceleración o frenada brusca. Para ello, puedes localizar el sensor en la caja de cambios, limpiarlo con un spray de aire comprimido, revisar su cableado y calibrarlo con un multímetro si es necesario.

¿Cómo prevenir problemas con el sistema de control de velocidad?

Para prevenir problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo, es importante realizar un mantenimiento periódico y adecuado del mismo. Algunas de las medidas que puedes tomar para evitar o retrasar la aparición de averías son:

  • Revisar el sistema cada cierto tiempo o cada cierto kilometraje, según las indicaciones del fabricante o del taller.
  • Limpiar el sistema de forma regular, eliminando el polvo, la suciedad y la grasa que puedan acumularse en sus componentes.
  • Lubricar el sistema de forma ocasional, aplicando un lubricante específico en las partes móviles del mismo.
  • Proteger el sistema de las condiciones ambientales adversas, como la humedad, el calor o el frío extremos, que puedan dañar sus componentes eléctricos o mecánicos.
  • Utilizar el sistema de forma correcta y responsable, siguiendo las instrucciones del manual del usuario y respetando las normas de tráfico.
Leer   ¿Cómo solucionar problemas con el sistema de control de emisiones de un vehículo?

El sistema de control de velocidad es un dispositivo muy útil y beneficioso para los conductores, pero también puede presentar problemas que afecten a su funcionamiento y a la seguridad vial. Por eso, es importante saber cómo solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo, tanto si se trata de problemas comunes como si son más específicos.

En este artículo te hemos explicado algunos de los problemas más habituales que puede tener el sistema de control de velocidad, así como algunas formas de solucionarlos por tu cuenta o con la ayuda de un profesional. También te hemos dado algunos consejos para prevenir estos problemas y alargar la vida útil del sistema.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y que hayas aprendido a cuidar tu vehículo y a disfrutar de una conducción más cómoda y segura. Recuerda que solucionar problemas con el sistema de control de velocidad de un vehículo es una tarea que requiere conocimientos, herramientas y experiencia, por lo que si tienes alguna duda o dificultad, lo mejor es que consultes con un experto.

¡Gracias por leer este artículo y hasta la próxima!

Webp.net resizeimage 1 10

Recent Posts

Scroll al inicio