Search
Close this search box.

¿Cómo obtener una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos?

tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos

Si vives en Estados Unidos y tienes un vehículo, es posible que necesites obtener una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos. Esta tarjeta certifica que tu vehículo cumple con los estándares de calidad del aire establecidos por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). En este artículo te explicaremos qué es una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos, para qué sirve, cómo obtenerla y qué hacer si no la pasas.

¿Qué es una tarjeta de inspección de emisiones?

Una tarjeta de inspección de emisiones es un documento que acredita que tu vehículo ha pasado una prueba de emisiones. Las emisiones son los gases y partículas que salen del tubo de escape de tu vehículo y que pueden contaminar el aire y afectar a la salud de las personas y el medio ambiente.

La prueba de emisiones mide la cantidad y el tipo de emisiones que produce tu vehículo y las compara con los límites establecidos por la EPA. Si tu vehículo está dentro de los límites, obtendrás una tarjeta de inspección de emisiones. Si no, tendrás que reparar tu vehículo y volver a pasar la prueba.

¿Para qué sirve una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos?

Una tarjeta de inspección de emisiones sirve para demostrar que tu vehículo cumple con las normas ambientales y que no contribuye al deterioro de la calidad del aire. Además, en algunos estados es obligatorio tener una tarjeta de inspección de emisiones vigente para poder renovar el registro o la matrícula de tu vehículo. Si no tienes una tarjeta válida, puedes recibir una multa o una sanción.

Leer   ¿Cómo obtener un reembolso si un vehículo nuevo presenta fallas?

¿Cómo obtener una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos?

Para obtener una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos, debes seguir estos pasos:

1. Verifica si tu vehículo necesita una prueba de emisiones

No todos los vehículos necesitan pasar una prueba de emisiones. Esto depende del estado donde vivas, del año, el modelo y el tipo de combustible de tu vehículo y del kilometraje que tenga. Puedes consultar los requisitos específicos para tu estado en el sitio web oficial del programa [I/M 240] (Inspection and Maintenance) de la EPA.

2. Busca un centro autorizado para realizar la prueba

Si tu vehículo necesita pasar una prueba de emisiones, debes buscar un centro autorizado para realizarla. Puedes encontrar una lista de centros en el sitio web del departamento de transporte o del medio ambiente de tu estado. También puedes buscar en internet o en las páginas amarillas bajo las categorías «emissions testing», «smog check» o «vehicle inspection».

3. Prepara tu vehículo para la prueba

Antes de llevar tu vehículo al centro de pruebas, debes asegurarte de que esté en buenas condiciones y que no tenga problemas mecánicos que puedan afectar a las emisiones. Algunas recomendaciones son:

  • Revisa el nivel y la calidad del aceite, el anticongelante, el líquido de frenos y el líquido limpiaparabrisas.
  • Revisa el estado y la presión de las llantas.
  • Revisa el funcionamiento y la limpieza del filtro del aire.
  • Revisa el estado y la conexión de las bujías, los cables y la batería.
  • Revisa si hay fugas o daños en el sistema de escape.
  • Revisa si hay luces indicadoras encendidas en el tablero, como la luz del motor o la luz del sistema OBD (On Board Diagnostics).
  • Conduce tu vehículo durante al menos 20 minutos antes de la prueba para calentar el motor y el catalizador.
Leer   ¿Cómo contactar con el fabricante de un vehículo nuevo si hay una falla?

reembolso si un vehículo nuevo presenta fallas

4. Lleva tu vehículo al centro de pruebas

Cuando llegues al centro de pruebas, debes presentar los documentos requeridos por tu estado, como el registro, la matrícula, el seguro o el comprobante de pago. El técnico conectará un dispositivo al puerto OBD de tu vehículo para leer los códigos de error y verificar el funcionamiento del sistema de control de emisiones. También puede colocar una sonda en el tubo de escape para medir los niveles de gases como el monóxido de carbono, el óxido de nitrógeno y los hidrocarburos.

La prueba puede durar entre 10 y 30 minutos, dependiendo del tipo de vehículo y del método utilizado. Durante la prueba, debes seguir las instrucciones del técnico y no apagar el motor ni salir del vehículo.

5. Recibe el resultado de la prueba

Al finalizar la prueba, el técnico te entregará un reporte con el resultado. Si tu vehículo pasa la prueba, obtendrás una tarjeta de inspección de emisiones que debes guardar en un lugar seguro y mostrar cuando te lo soliciten. Si tu vehículo no pasa la prueba, recibirás un reporte con las causas del fallo y las recomendaciones para repararlo.

¿Qué hacer si no pasas la prueba de emisiones?

Si tu vehículo no pasa la prueba de emisiones, debes repararlo lo antes posible y volver a pasar la prueba. Puedes llevar tu vehículo a un taller mecánico de tu confianza o a uno certificado por el programa I/M 240. Algunos estados ofrecen asistencia financiera o exenciones temporales para los propietarios de vehículos que no pueden pagar las reparaciones o que tienen vehículos antiguos o de alto kilometraje.

Leer   ¿Cómo obtener una tarjeta de vehículo en Estados Unidos?

No debes ignorar el resultado negativo de la prueba, ya que puede tener consecuencias legales y ambientales. Además, conducir un vehículo con altas emisiones puede dañar el motor, reducir el rendimiento, aumentar el consumo de combustible y afectar tu salud y la de los demás.

Obtener una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos es un proceso sencillo que te permite cumplir con las normas ambientales y evitar multas o sanciones. Además, contribuyes a mejorar la calidad del aire y a proteger el medio ambiente. Recuerda que para obtener una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos debes:

  • Verificar si tu vehículo necesita una prueba de emisiones.
  • Buscar un centro autorizado para realizar la prueba.
  • Preparar tu vehículo para la prueba.
  • Llevar tu vehículo al centro de pruebas.
  • Recibir el resultado de la prueba.

Si tu vehículo pasa la prueba, obtendrás una tarjeta de inspección de emisiones. Si no, tendrás que reparar tu vehículo y volver a pasar la prueba. Esperamos que este artículo te haya sido útil y que hayas aprendido cómo obtener una tarjeta de inspección de emisiones en Estados Unidos.

Recent Posts

Scroll al inicio