Search
Close this search box.

¿Cómo reemplazar una correa de alternador en un vehículo?

reemplazar una correa de alternador en un vehículo

Si tienes un vehículo con una correa de alternador que está desgastada o rota, es importante que la reemplaces cuanto antes para evitar problemas en el funcionamiento del motor. La correa de alternador es la encargada de transmitir la energía del motor al alternador, que es el dispositivo que genera la electricidad para alimentar los sistemas eléctricos del vehículo. En este artículo te explicamos cómo reemplazar una correa de alternador en un vehículo de forma sencilla y segura.

¿Qué necesitas para reemplazar una correa de alternador en un vehículo?

Para reemplazar una correa de alternador en un vehículo, necesitas los siguientes materiales y herramientas:

  • Una correa de alternador nueva, compatible con el modelo y la marca de tu vehículo. Puedes consultar el manual de usuario o acudir a un taller especializado para elegir la adecuada.
  • Una llave de tubo o una carraca con el tamaño adecuado para aflojar y apretar los tornillos del alternador.
  • Un destornillador plano o una palanca para liberar la tensión de la correa vieja.
  • Unas pinzas o una cuerda para sujetar la correa vieja y evitar que se caiga al suelo.
  • Un trapo limpio para limpiar la zona del alternador y la polea del motor.

¿Cómo reemplazar una correa de alternador en un vehículo paso a paso?

Sigue estos pasos para reemplazar una correa de alternador en un vehículo con éxito:

1. Desconecta la batería

Antes de empezar a trabajar en el sistema eléctrico del vehículo, es imprescindible que desconectes la batería para evitar posibles cortocircuitos o descargas eléctricas. Para ello, localiza la batería (normalmente se encuentra en el compartimento del motor o en el maletero) y desconecta el cable negativo (de color negro o con el signo menos) con una llave adecuada. Asegúrate de que el cable no toque ninguna parte metálica del vehículo.

Leer   ¿Cómo reemplazar una bomba de agua en un vehículo?

2. Localiza el alternador y la correa

El siguiente paso es localizar el alternador y la correa que quieres reemplazar. El alternador suele estar situado en la parte frontal o lateral del motor, cerca de la polea principal. Tiene forma cilíndrica y está conectado por varios cables al sistema eléctrico. La correa de alternador es una banda de goma que rodea el alternador y la polea del motor, y que se tensa mediante un tensor o un tornillo regulable.

3. Afloja el tensor o el tornillo del alternador

Para poder retirar la correa vieja, tienes que aflojar el tensor o el tornillo que mantiene la tensión de la misma. Dependiendo del tipo de vehículo, puede haber uno u otro sistema. Si hay un tensor, tendrás que usar una llave de tubo o una carraca para girarlo en sentido contrario a las agujas del reloj y liberar la presión sobre la correa. Si hay un tornillo, tendrás que aflojarlo con la misma herramienta hasta que puedas mover el alternador hacia adentro o hacia afuera.

4. Retira la correa vieja

Una vez que hayas aflojado el tensor o el tornillo, podrás retirar la correa vieja con cuidado. Para ello, usa un destornillador plano o una palanca para separarla del alternador y de la polea del motor, y luego sácala por completo. Puedes usar unas pinzas o una cuerda para sujetarla y evitar que se caiga al suelo. Comprueba el estado de la correa vieja y deséchala si está rota, agrietada o deshilachada.

5. Coloca la correa nueva

Ahora es el momento de colocar la correa nueva en su lugar. Para ello, sigue el mismo recorrido que tenía la correa vieja y asegúrate de que quede bien ajustada alrededor del alternador y de la polea del motor. Ten cuidado de no torcerla ni dañarla con las partes metálicas del vehículo.

Leer   ¿Cómo cambiar una correa de distribución en un vehículo?

6. Ajusta el tensor o el tornillo del alternador

Una vez que hayas colocado la correa nueva, tienes que ajustar el tensor o el tornillo que regula la tensión de la misma. Para ello, haz lo contrario que hiciste para aflojarlos: si hay un tensor, gíralo en el sentido de las agujas del reloj con una llave de tubo o una carraca hasta que la correa quede tensa pero sin excederte. Si hay un tornillo, apriétalo con la misma herramienta hasta que el alternador quede fijo y la correa no se mueva. Puedes comprobar la tensión de la correa presionándola con el dedo: debe ceder unos pocos milímetros, pero no más.

7. Conecta la batería y comprueba el funcionamiento

El último paso es conectar la batería y comprobar el funcionamiento del alternador y de la correa nueva. Para ello, conecta el cable negativo de la batería al polo negativo con una llave adecuada y asegúrate de que quede bien fijado. Luego, arranca el motor y observa si la correa gira correctamente y no hace ruidos extraños. También puedes usar un voltímetro para medir el voltaje que genera el alternador: debe estar entre 13 y 14 voltios cuando el motor está en marcha.

Consejos para reemplazar una correa de alternador en un vehículo

Reemplazar una correa de alternador en un vehículo es una tarea relativamente sencilla, pero requiere de ciertos cuidados y precauciones. Aquí te damos algunos consejos para que lo hagas de forma segura y eficaz:

  • Antes de reemplazar una correa de alternador en un vehículo, consulta el manual de usuario o acude a un taller especializado para saber qué tipo de correa necesitas y cómo acceder al alternador.
  • Trabaja siempre con el motor apagado y frío, y desconecta la batería para evitar riesgos eléctricos.
  • Usa guantes y gafas de protección para evitar quemaduras o lesiones en las manos y los ojos.
  • Limpia la zona del alternador y la polea del motor con un trapo limpio antes y después de reemplazar la correa, para eliminar el polvo, la grasa o los restos de goma que puedan interferir en el funcionamiento.
  • No uses aceite ni ningún otro lubricante para facilitar la colocación de la correa nueva, ya que pueden dañarla o hacerla resbalar.
  • No fuerces ni estires demasiado la correa nueva al colocarla o ajustarla, ya que puede romperse o desgastarse prematuramente.
  • Revisa periódicamente el estado y la tensión de la correa nueva, y cámbiala cada 80.000 km o según las indicaciones del fabricante.
Leer   ¿Cómo reemplazar el filtro de aire de un vehículo? Consejos

Reemplazar una correa de alternador en un vehículo es una forma de ahorrar dinero y evitar problemas mayores en el sistema eléctrico del vehículo. Siguiendo estos pasos y consejos, podrás hacerlo tú mismo con facilidad y seguridad. Recuerda que reemplazar una correa de alternador en un vehículo es una tarea que requiere de cierta habilidad y precaución, así que si tienes alguna duda o dificultad, no dudes en consultar a un profesional. ¡Esperamos que este artículo te haya sido útil!

Recent Posts

Scroll al inicio